En el 86% de las comidas están presentes platos caseros

A pesar de ser mayoría, los platos caseros pierden peso vs los bocadillos y los platos preparados
Contacta
Plato casero

Contacta

Los platos caseros siguen siendo los reyes en la dieta de los hogares españoles, aunque están perdiendo importancia en detrimento de opciones rápidas como el bocadillo o el picoteo. Así lo concluye el informe Food of the Nation elaborado por Kantar, que constata un importante cambio de hábitos en nuestra alimentación desde 2012.

Así, desde 2012 se preparan un 4,5% menos de platos caseros en casa, aunque todavía están presentes en un 86% de las comidas y cenas. Por el contrario, los bocadillos (17% de las ocasiones) y los platos preparados (9,8%) han crecido por encima del 2% en el mismo periodo. Los platos de snack y picoteo, habituales también en estas ocasiones de consumo (35,3% de todas las comidas y cenas), han evolucionado ligeramente y ahora están presentes en un 0,7% más.*

En este sentido, cada vez más abandonamos el tradicional menú de primero, segundo y postre, que está presente en un 2,8% menos de comidas y cenas desde 2012; mientras crece la presencia de platos para compartir (en un 3,1% más de los platos), incluso de los menús con un único plato (1% más).

Estos cambios de hábito se enmarcan en una reducción general del consumo en el hogar. En el último año, los hogares españoles han realizado un -0,7% menos de consumos en casa que en 2016, y precisamente esta caída se concentra en las comidas principales (desayunos, comidas y cenas), mientras que sí está creciendo el consumo entre horas.

Así por ejemplo, el consumo de fruta, que se ha visto afectado en las comidas principales por la caída del postre, está compensando toda esa pérdida en un mayor consumo entre horas. Asimismo la leche está sufriendo por el menor número de desayunos en casa, y pese a estar más relacionada con desayunos dulces, su consumo está creciendo entre los desayunos salados, que están ganando importancia.

Junto con la conveniencia, la salud es la otra tendencia creciente que el informe destaca como clave para el consumo. No sólo crecen los alimentos y los métodos de preparación más asociados a una dieta saludable, sino que en el snacking entre horas, tradicionalmente muy ligado a un consumo por placer, es la salud la que está impulsando su crecimiento.

Contacta