Todas las marcas tienen un propósito (y es el mismo para todas)

Las empresas no deben olvidar la función última del marketing
19 octubre 2020
globo aereo
Antoni Lopez
Antoni
Lopez

Brand Strategy Director, España

Contacta

En Kantar ayudamos a las empresas y organizaciones a tomar las decisiones adecuadas. Decisiones relacionadas con su marca, su inversión en medios, cómo innovar o, incluso, sobre cómo recuperarse. 

La recuperación que toca afrontar ahora, que en mucha parte es por falta de demanda, nos lleva a pensar precisamente en la función de las empresas, de las marcas, del propio marketing.
Empecemos: ¿Cuál es la función del marketing? La de generar necesidades y demanda por parte del consumidor, y esta demanda es el problema. Y también la solución.

Los responsables de marketing tienen la función de estimular esa demanda, que es la que produce que todo funcione, que todo gire: marcas, empresas, consumidores, la economía, el país, en definitiva.

Sin que suene exagerado, pero sería algo así como el famoso cartel de “America needs you”

No es el propósito, son ‘los propósitos’

La crisis generada por la Covid-19 ha puesto de relevancia la importancia que es el propósito para las empresas. Se habla de empresas con propósito, marcas con propósito, marketing con propósito… A todo esto tienen que hacer caso las empresas ya que el consumidor de ahora así lo pide pero si hablamos del  propósito del marketing no es otro que crear necesidades para que el consumidor haga eso: consumir.

El propósito del marketing no es solo eso, y no tiene por qué contraponerse a otros propósitos, porque lo que permite su principal propósito es  que las marcas, las empresas, los consumidores y la sociedad se recuperen, ¿qué mejor propósito hay? A veces, cuando hablamos de anunciantes, fabricantes, distribuidores, o de marcas nos olvidamos de que al final, todas son empleadores de empleados, de personas, quienes forman la sociedad.

Las palancas de la recuperación

Para que el marketing consiga su propósito, vender,  es fundamental que la marca hable al consumidor de forma relevante, y  a través de las palancas adecuadas: a través de la publicidad, la creatividad  y los medios oportunos).También a través de la experiencia de marca. 

Y cuando se emplean las palancas adecuadas, el propósito del marketing llega. Burger King y Starbucks son dos ejemplos de empresas de restauración que han sabido activar las palancas adecuadas para activar el deseo y provocar la simpatía en un consumidor que ha cambiado. Con el fin último de conseguir el propósito del marketing. El que todas las marcas tienen.  

 

Contacta
Soluciones relacionadas
Las marcas fuertes aportan valor a empresas y a accionistas. Mejora tu crecimiento gracias a la plataforma de equity más grande del mundo.
Impulsa el crecimiento de tu marca y haz que destaque con un posicionamiento diferenciado, coherente y un claro propósito de marca.
Te ayudamos a articular lo que representa tu marca para activarla.